Diferencias entre puertas blindadas y acorazadas

Son muchos los compradores que tienen dudas acerca de las diferencias entre una puerta blindada y una puerta acorazada a la hora de adquirir una de ellas.

Debido al uso de términos como puerta blindada o puerta acorazada se crea confusión entre los particulares que no siempre saben qué puerta protege más o cuál es la diferencia sustancial entre estos dos tipos de puertas de seguridad.

Diferencias entre puertas blindadas y acorazadas

Características de una puerta blindada 

De acuerdo a especialistas de Cerraduras Lince, una puerta blindada es una puerta de entrada cuya estructura, tanto del marco como de la hoja de la puerta, está fabricada en madera.

Son puertas poco resistentes que suelen contar con algunos refuerzos de hierro pero que no logran contener los ataques externos y que además son muy conocidas por los malhechores.

El nombre de la puerta engaña a muchos usuarios que deciden adquirirla, ya que el término blindada suele aparentar una resistencia no acorde a la realidad.

Los componentes de estas puertas suelen incluir cilindros, cerraduras y cerrojos poco resistentes, que no soportan ataques profesionales y tampoco ataques de malhechores poco experimentados.

Características de una puerta acorazada 

La puerta acorazada es diseñada con placas de madera y fabricada en acero con una función puramente estética, se recomienda asesarse con un cerrajero especializado para que le despeje cualquier duda con el tema.

Una puerta acorazada es mucho más resistente que una puerta blindada, ya que los materiales de fabricación y los complementos de seguridad tienen mayor calidad y resistencia.

El término acorazada no es tan conocido como blindada, pero en este caso hablamos de una puerta con materiales superiores en términos de resistencia y que se adapta perfectamente en el apartado estético.

¿Qué puerta elegir blindada o acorazada?

La puerta acorazada es más segura que la blindada frente a ataques externos, eso es evidente, la única diferenciación que debemos saber en materia de seguridad no es el tipo de puerta, es el grado o clase de resistencia tiene.

Estas puertas se basan en el grado de seguridad y en clases de 5 tipos que demuestran resistencia frente a ataques y están certificadas mediante ensayos y normativas.

La seguridad de las puertas no se mide por materiales o conceptos, sino por clases y actualmente existen 5 tipos de clases de menor a mayor seguridad.

Clase 1 y 2

No son resistentes frente a ataques del exterior, siendo fácilmente violables con ataques básicos mediante palancas o ganzúas profesionales, estos tipos de puertas se encuentran la mayoría de puertas blindadas.

Clase 3

Es la que marca la denominación de puerta de seguridad, esta clase se consigue mediante ensayos profesionales y certificaciones que garanticen que la puerta realmente es capaz de evitar el forzado de la misma frente a herramientas profesionales.

Clase 4 y 5

También catalogadas como puertas de seguridad y ofrecen una protección y resistencia especiales estás puertas están preparadas para evitar ataques realizados por verdaderos profesionales del robo y el asalto.

Las puertas de grado 5 son obligatorias para ciertos comercios considerados peligrosos por su tipo de sector, como joyerías o empresas de seguridad por eso es que lo ideal es que consulten a un cerrajero especializado que le asesoren y documenten con respecto al tema.