¿Cómo evitar estropear una puerta cuando se cambia la cerradura?

Hay profesionales que trabajan con máquinas que son capaces de estropear la puerta de  madera como por ejemplo el taladro o la ganzúa. Es muy fácil que puedan dañarla de manera inconsciente en el lugar en donde se va a ejecutar a actividad, causando un problema al cliente ya que le hace elevar el presupuesto con lo que viene realizando las mejoras a la puerta.

Las puertas que se vaya a manipular bien sea de acero, de madera o de otro material hay que tener muchísimo cuidado al utilizarlas, ya que para quitar una cerradura se necesitan usar herramientas metálicas como martillos y taladros entre otras, pudiendo provocar daños si se usan de manera incorrecta que influya en la estética o funcionamiento de la misma.

Te mostramos algunas recomendaciones que te ayudarán a evitar estropear una puerta, con la ayuda de Cerrajeros de Les Corts, cuyo sitio web es https://cerrajeros24hbarcelona.org/areas/cerrajeros-les-corts.html.

¿Cómo evitar que te estropeen la puerta al cambiar la cerradura?

Recomendaciones para evitar estropear una puerta

Adquirir una nueva cerradura

Lo primero es tener comprada la nueva cerradura, ya que quitar una sin tener la otra a mano acarrearía problemas durante ese intervalo en que no hay ninguna. Conocer bien las medidas y las características de la cerradura que se va a comprar es esencial para no cometer errores.

No estaría mal adquirir una nueva cerradura de la misma marca que la vieja, porque así se evitarían muchas modificaciones técnicas durante el proceso de sustitución.

Cómo quitar la cerradura

Lo primero que se recomienda es asesorarse bien con un cerrajero especializado y de ese modo evitar cometer cualquier estropeo. El quitar con un destornillador los resortes o tornillos que aguanten el manillar de la puerta, ello permitirá ver cómo es por dentro la cerradura.

Lo siguiente será retirar el tornillo alargado que sujeta el bombín, una tarea que habrá que realizar con paciencia y con la precaución de no dañar la puerta.

Una vez sacado el tornillo, habría que meter la llave de la puerta en la cerradura, girar 45 grados aproximadamente y empujar, de manera que el bombín saldrá del todo. Habrá que tener cuidado de no partir la llave, y también será conveniente si hay algún otro tornillo de la maneta que no ha sido retirado.

Ahora tocaría hacer modificaciones en el agujero de la puerta, o ponerse manos a la obra si la marca de la nueva cerradura es igual a la de la vieja.

Cómo poner la cerradura

Se meterá la llave en el bombín, que a su vez se introducirá en el agujero de la puerta será fundamental ponerlo bien y no al revés para así no originar serios problemas. Una vez que está todo bien comprobado se colocará el bombín en el hueco y se fijará de manera adecuada.

Según Cerrajeros Hospitalet, lo que debes hacer a continuación es apretar el tornillo largo que aguanta la cerradura. Es importante que cuentes con un cerrajero experto para que todo quede perfecto.

Comprobar el dispositivo

Habrá que comprobar que la cerradura funciona de un modo adecuado antes de seguir con el proceso de seguir poniendo las piezas. Con la puerta abierta, se meterá la llave en la cerradura y se girará para comprobar que la faena ha sido exitosa. Luego se repetirá la maniobra, pero con la puerta cerrada.

Si no hay problemas con el nuevo bombín y todo está perfecto, se podrá acabar de trabajar en los trámites restantes tornillos aún sueltos, piezas decorativas, y demás piezas.